‘Zorra’, el himno del Benidorm Fest heredero de Rigoberta Bandini: “Parece que en España no superamos del todo la época previa al destape” | Televisión

Mery Bas (55 años) y Mark Dasousa (47 años) están casados desde hace más de dos décadas y son padres de dos hijos. Hasta el 2018 no se convirtieron también en pareja artística. Él es un veterano productor de la escena musical valenciana con Atomic Studio. Y ella es amante de la ópera. Él pidió a su esposa grabar unas voces líricas para uno de sus proyectos experimentales. Y así les vino la inspiración para crear un dúo con la esencia del synth-pop de los años ochenta que tanto les marcó en su juventud. La canción Zorra sigue la línea irreverente, desprejuiciada y empoderada de algunos de sus temas anteriores. Llegó este martes al escenario del Benidorm Fest como una de las propuestas más escuchadas de entre las 16 candidatas. Y triunfó junto a Angy Fernández en la primera semifinal del concurso. Ya se encuentra entre las favoritas para representar a España en el festival de Eurovisión 2024.

Pregunta: Su éxito en el Benidorm Fest demuestra es un formato muy tolerante. Acepta incluso a los heterosexuales.

Mery Bas: Sí que lo es. Cuando envié la propuesta, no esperaba que fuera a ser tan bien aceptada. Sobre todo por el título. Y por su mensaje en sí, por lo que defiende la canción.

Mark Dasousa: Con este camino que abrió Rigoberta Bandini y que nosotros intentamos seguir, esto va a ir creciendo. El año que viene, otra gente va a pensar lo que pensamos nosotros cuando la vimos a ella: “Pues nosotros también podríamos presentarnos…”.

P: ¿Cómo fue la sensación de pasar en una sola noche de ofrecer conciertos para unas decenas de personas a hacerlo en un pabellón lleno y ante millones de espectadores en televisión?

Mery: Nuestra edad hace que nos tomemos las cosas de diferente manera, aunque la situación impresiona. Me daba un poco de miedo que esa euforia de la gente, esas ganas que tenía de cantar la letra, me pudiese desconcentrar. Me supo mal no poder improvisar más, pero había que respetar las pautas de la gala.

Mark: Para la final del sábado no van a cambiar muchas cosas, salvo quizá nosotros mismos. Vamos a intentar disfrutarlo un poco más.

P: Su propuesta recuerda a una generación de artistas españoles conectados entre sí, como Luis Miguélez, Fabio McNamara, Nacho Canut, Glamour to Kill…

Mark: Sí, toda esa hornada. Y La Mode, Pegamoides, Parálisis Permanente, Radio Futura, Golpes Bajos… Y lo mezclamos con una vertiente más anglosajona, de The Cure a Blondie.

Mery: Pero también nos nutrimos de Madonna y Kylie y nos fijamos en aspectos no musicales de artistas actuales, como The Weekend, Bad Bunny, Rosalía o Miley Cyrus.

P: Mark, ¿es sencillo vivir de la música fuera de Madrid o Barcelona?

Mark: No paré de trabajar desde que me conecté a la escena de bandas que cantaban en valenciano, como La Gossa Sorda [cuyas letras proclamaban la independencia de los denominados Países Catalanes y recurrían a instrumentos tradicionales de la región]. Durante 10 años estuve girando con ellos. Me ayudaron a crecer y yo a ellos. No teníamos una industria como Cataluña, más acostumbrada a consumir música en catalán. En Valencia había que incluir la ideología en las letras de las canciones porque el discurso político no estaba tan naturalizado como allí.

P: Zorra es más hedonista y recuerda, entre otras cosas, que las mujeres mayores de 50 no son invisibles…

Mery: Aún no estamos en igualdad de condiciones. Y eso hay que cambiarlo.

P: Tras su actuación explicaban que el mensaje no es solo feminista; que también hace un guiño a la comunidad LGTBI+ y a todos los que se sienten fuera de la norma.

Mark: Neo, nuestro hijo de 11 años, estuvo en los ensayos y me fijé cómo observaba a César y Josu, nuestros dos bailarines, que se dedican al drag. Era una mirada entre la admiración y la confusión. Me di cuenta de que le estábamos acercando a otras realidades y alejándole de prejuicios. Y sus amigos también lo hacen. Al principio, me daba miedo que con esto del Benidorm Fest diéramos pie a que sus compañeros le dijeran: “Tu madre es una zorra”.

Mery: Y lo ha vivido… Pero el niño sabe llevarlo muy bien.

Mark: Ahora los chicos tiene una mirada mucho más abierta. En mi infancia, si un hombre bailaba le llamaban “maricón perdido”.

Mery: A mí me hubiese gustado que a Neo le gustara la danza como me gustaba a mí a su edad, pero le gusta el fútbol.

Mark: Incluso jugando al fútbol, ni él ni sus compañeros de equipo tienen miedo a bailar. Porque TikTok es todo baile.

P: ¿Ustedes tuvieron referentes LGTBI+?

Mery: A través de la danza. Aunque mucha gente de mi pueblo Ondara (Alicante, 6.800 habitantes) tuvo que irse de allí. Tiene que ser muy triste sentirse avergonzado de uno mismo.

Mark: Mi madre tenía un amigo peluquero, Pedro. Era gay. En mi caso, el mundo homosexual estaba naturalizado desde niño gracias a él. Para mí era un tío cojonudo, que me contaba que había vivido La Movida, me hablaba de sus grupos, me aconsejaba… Me abría la mirada sin necesidad de salir de su peluquería.

P: ¿Es necesario un tema como Zorra tantos años después del A quién le importa?

Mery: ¡Sí! Nuestra canción debería haber sonado antes.

Mark: Parece que en España estamos siempre en la época previa al destape. Y no la superamos del todo.

P: Abogados cristianos está estos días muy ocupado con la Semana Santa de Sevilla, pero ¿temen ser su próximo objetivo si terminan representando a España en Eurovisión?

Mark: No nos preocupa. No hemos hecho esto con una intención de que fuera un himno. Nos ha salido así. La gente la adoptado como tal y es lo mejor que le puede pasar a un artista. A muy pocos les ocurre. Nos sentimos muy respaldados. Solo nos preocuparía que España quedara en una buena posición en el certamen. No por nosotros, porque a estas alturas no buscamos una carrera. Tenemos nuestra vida hecha. No nos supone un problema si somos un One Hit Wonder y el año que viene desparecemos.

P: ¿Y cómo harían para que a los polacos o a los rumanos les haga tanta gracia gritar ‘Zorra’ sin contexto ni entender la letra?

Mery: La música es universal…

Mark: …y se vende sola. Con la Gossa Sorda fuimos de gira por Croacia y República Checa cantando en valenciano. Pensábamos que no iban a entender nada. Pero lo disfrutaron. Mucha gente tampoco entiende del todo las letras en inglés de Madonna o The Beatles… La estética hace que el mensaje se sobreentienda.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas

APÚNTATE

By Gladis Covas Pulido

You May Also Like